sábado, 30 de junio de 2018

Alois Senefelder, "Aplicación de la impresión química en planchas de metal."

Alois Senefelder, (1771 - 1834), el inventor de la Litografía, publica en Munich en 1818 su"Vollstândiges Lehrbuch der Steindruckerey". Al año siguiente, 1819, aparecen la versión inglesa, "A Complete course of Lithography" y la francesa "L'Art de la Lithographie". En 1824 en Nápoles se publica la versión italiana, "L'Arte della Litografia".
La última página de este luminoso e histórico Manual corresponde a la VII sección del Suplemento, donde Senefelder hace referencia a su investigación de la aplicación de la técnica litográfica (que él llama también "impresión química") en las planchas de metal como una opción a la piedra.
Leyendo nuevamente esta VII Sección que es el final de su libro, me sigue asombrando la conexión del espíritu investigador de Senefelder con las búsquedas contemporáneas referidas a probar nuevos métodos y materiales para trabajar en la técnica litográfica, ya que se deduce del texto que Senefelder probó la técnica en planchas de hierro, zinc, estaño, plomo, latón y cobre, con diferentes tipos de acidulantes y variantes técnicas.
Es mi interés compartir en este Blog una traducción "no profesional" hecha por mí, usando traductores online, diccionarios, artículos técnicos y un amor por la Litografía que sin duda ayuda a la comprensión de las palabras finales de Alois Senefelder. 
La traducción está hecha desde la versión inglesa del libro de Senefelder, publicada en 1977 por Da Capo Press, Inc. en Nueva York, EEUU.
Pablo Delfini
Buenos Aires, 2018
Alois Senefelder
"Un curso completo de Litografía", 1819 

SUPLEMENTO
SECCIÓN VII
Aplicación de la impresión química en planchas de metal.

"Todos los metales tienen una gran afinidad con la grasa; sin embargo, cuando son muy puros, por ejemplo, cuando son graneados con piedra pómez o frotados con tiza, pueden ser preparados como una piedra; es decir, reciben por diversos modos de tratamiento, una inclinación para fijar la tinta grasa; por lo que se hacen adecuados para los propósitos de la impresión química.
El hierro y el zinc pueden, como la piedra, ser preparados con aqua-fortis y goma.
El estaño y el plomo se pueden preparar con aqua-fortis, hiel y goma. Puede estar aún mejor preparada por la adición a esta mezcla de una pequeña cantidad de vitriol azul; y cuanto más cobrizado sea por la aplicación de este líquido, la preparación será la más completa. La preparación más duradera para el estaño y plomo, es una mezcla de aqua-fortis, sulfuro de potasa o sosa, goma y nitrato de cobre.
El latón y el cobre se preparan mejor con aqua-fortis, goma y nitrato de cal, mezclados en proporciones apropiadas. La cal y la goma, así como la potasa con sal y goma, forman un buen medio de preparación para todos los metales.
Sin embargo, la preparación alcalina solo es aplicable para la manera de intaglio litográfico; para la manera de relieve litográfico, la forma ácida es mucho mejor.
Recientemente he aplicado la impresión química de planchas de metal a una nueva especie de máquinas de cobre, en la que todo lo que se dibuja con tintas químicas o tiza sobre papel, es expedito por la prensa en unos instantes, y puede multiplicarse muchos cientos de veces. 
Su Majestad, el rey de Baviera, tuvo la bondad de darme una patente para esta invención durante seis años.
Hasta ahora, la publicación de este libro me ha impedido dar cualquier extensión a este tema; pero ahora que estoy nuevamente liberado, me esforzaré, con la mayor dedicación, a tener una tienda para ofrecer esta especialización; y valdrá la pena abrir una suscripción, para permitirme entregarlos a un precio muy bajo, lo que me daría más satisfacción, ya que la utilidad general de mis inventos constituye mi mayor recompensa, y el objeto que más me interesa, para promoverlo, es trabajar con todos los esfuerzos y las posibilidades que tenga en mi poder.
He sido algo menos específico en estas páginas finales, pensando que aquellos que entendieron completamente las instrucciones anteriores, no necesitarán tantas explicaciones para entenderlas, ya que los puntos esenciales siempre se comprenderán correctamente.

Si la demanda de este libro, que quizás se anunció demasiado pronto, no hubiera sido tan urgente últimamente, siendo imposible demorar más la publicación del mismo, debería haberme esforzado en hacer más dignos los ejemplos de los diversos modos y la elegancia de la impresión. Pero dejo esto a un volumen suplementario que pronto seguirá al presente, en el que mi objetivo principal será describir con mayor minuciosidad los métodos que aún se desconocen, y proporcionar a cada uno de ellos un ejemplo de verdadero mérito artístico.

Ahora cierro mis instrucciones y deseo desde el fondo de mi corazón que mi trabajo pueda encontrar muchos amigos y producir muchos excelentes Litógrafos. 
-Puede Dios conceder mi deseo.  
Fin.

(traducción de Pablo Delfini, 2018) 
(de la traducción en inglés):

Alois Senefelder
"A Complete Course of Lithography", 1819 SUPPLEMENT.
SECTION VII
Application of Chemical Printing to metal Plates.



"All metals have a great affinity to fat; however, when they are quite pure, for instance, when ground with pumice-stone or rubbed with chalk, they may be prepared like stone; that is, they receive by various modes of treatment, a disinclination to take oil colour; by which means they are rendered fit for the purposes of chemical printing. 
Iron and zinc may, like stone, be prepared with aqua-fortis and gum.
Tin and lead may be prepared with aqua-fortis, gall, and gum. It may be still better prepared by the addition to this mixture of a small quantity of blue vitriol; and the more coppery it is rendered by the application of this liquid, the preparation will be the more complete. The most durable preparation for tin and lead, is a mixture of aqua-fortis, sulphuret of potash or soda, gum, and nitrate of copper.
Brass and copper are best prepared with aqua-fortis, gum, and nitrate of lime, mixed in due proportions. Lime and gum, as also potash with salt and gum, form a good means of preparation for all metals.
The alcoline preparation is, however, only applicable for the engraved manner; for the raised, the acid manner is much better.
I have lately applied the chemical printing of metal plates, to a new species of copper machines, in which all that is drawn with chemical inks or chalk on paper, is taken off by the press in a few moments, and may be multiplied many hundred-fold. His Majesty, the King of Bavaria, had the goodness to give me a patent for this invention for six years.  Hitherto I have been prevented by the publication of this work, from giving any extension to this subject; but now that I am again at liberty, I shall endeavor, with the utmost assiduity, to have a store of them executed; and it will be worth while to open a subscription, to enable me to deliver them at a very low price, which would afford me the more gratification, as the general utility of my inventions constitutes my highest reward, and the object that I have most at heart, to promote which, I have in this work labored with all the pains and assiduity in my power.
I have been somewhat less circumstantial in the concluding sheets, from an idea that those who thoroughly understood the preceding directions, would not require so many words to understand the remainder, the essential points of which are always correctly laid down.
Had not the demand for this book, which perhaps was too early announced, been so very urgent of late, that is what impossible to delay any longer the publication of it, I should have endeavoured to render the specimens of the various manners more worthy of the elegance of the printing. But I leave this to a supplementary volume which will soon follow the present, in which my principal object shall be to describe with greater minuteness the manners that remain still unknown, and to furnish each of them with a specimen of real merit, as a work of art. 
I now close my instructions, and wish from the bottom of my heart that my work may find many friends, and produce many excellent Lithographists. 
-May God grant my wish.
The end.

(de la traducción en italiano):

Aloisio Senefelder
"L' Arte della Litografia", 1824

SUPPLEMENTO.

S. VII
Dell' impressione chimica colle lamine di metallo.

"Tutti i metalli hanno una grande tendenza a ricevere i corpi grassi, intanto si può, quando sono del tutto netti (cioè a dire politi con la pietra pomice o sono strofinati colla creta) prepararli come la pietra, e dargli, col mezzo di diverse operazioni una qualità che impedisca loro di ricevere il colore ad’olio e per conseguenza li rende propri all’ impressione chimica.
Il ferro e lo zinco possono essere preparati come la pietra, col mezzo dell’ acquaforte e della gomma.
Si fa uso fra gli altri mezzi di preparazioni per lo stagno, e per lo piombo dell’ acqua forte, alla quale si mischia della gomma. Si migliora ancora questa preparazione mischiandoci una piccola quantità di vitriolo turchino. Collo strofinamento di questo fluido, questi metalli prendono l’apparenza del rame. L’apparecchio il più solido per lo stagno, pel piombo, è una miscela d’acqua forte, di solfo, di gomma, di rame, e d’acido nitroso.
La migliore maniera di preparare l`ottone ed il rame è di impiegare a quest’ effetto l’ acqua forte, il solfato di potassa, la gomma, la calce carbonata, ed il salnitro, il tutto mischiato insieme nella proporzione convenevole.
La calce, e la gomma sono dei buonissimi mezzi di preparazioni per tutti i metalli, come anche la potassa mischiata con del sale e della gomma.

Ho impiegato da poco all’ impressione chimica delle tavole metalliche sopra una nuova specie di macchina a copiare, pel mezzo della quale si può trasportare in poch’ istanti, tuttocciò che si disegna con l’ inchiostro chimico, o col lapis, e tirarne un grandissimo numero di copie. Sua Maestà il Re di Baviera m’ ha fatto la grazia d’ accordarmi a quest’ oggetto un brevetto d’ invenzione per sei anni.
Non sono stato nel caso sino al presente di dare più d’ estenzione a quest`oggetto, essendo stato occupato alla pubblicazione di quest’ opera; ma oggi ch’ è terminata, darò tutte le mie cure a perfezionare una grande quantità di strettoi a mano molto semplificati, e comodi, e di una utilità così variata, che aprirò una soscrizione, che mi permetterà di bassarne considerabilmente il prezzo.
Io riguardo l’ utilità delle mie diverse invenzioni come la recompensa la più preziosa delle mie cure e de’ miei travagli. Questo è quello che m’ ha portato a dare a questa opera tutto l’ interesse, di cui io era capace.
Mi sono meno esteso negli ultimi fogli di questa opera perchè ho supposto, che quegli che avranno ben compreso le spiegazioni precedenti, non avessero bisogno di tante parole per intendere le varie applicazioni.
Se il pubblico non avesse mostrato il più vivo desiderio a proccurarsi prontamente quest’ opera, il che mi ha forzato ad occuparmene sollecitamente, avrei cercato unirci i differenti modelli di quelli generi di disegni i più opportuni a fare le più belli impressioni.

Ricervo ciò ad un volumen supplimentario, che penso pubblicare ben presto, en el quale sphiegerò in distesso le differenti maniere che sarò per perfezionare. Termino quì la mia istruzione, e desidero, che questa opera trovi molti amatori, e produca dei buoni Litografi.

FINE

jueves, 24 de mayo de 2018

Graneado / Granitura / Graining

Leyendo la versión italiana (*) de "El Arte de la Litografía" de Alois Senefelder, publicado en Nàpoles en 1824, (5 años despuès de las primeras ediciones en francés e inglès) y traducido del francés por Francesco Sicardi, encuentro la manera de pulir, alisar y granear las piedras litogràficas con arena de mar y agua.
Texto original en italiano:
2. Maniera di spianare le pietre
(...) Vi si spanderá sopra dell'arena fina di mare, o pure quella che si ha colpestare la pietra arenaria della specie di quelle che si servono per le mole ordinarie, e che servono per affilare. Vi si getta un cucchiajo d'acqua alla quale si può mischiare anche un po' di sapone, perchè ajuta molto a polire col far corrodere di più dall'arena. In seguito vi si mette sopra un'altra pietra piatta talchè sieno a contatto le due facce, movendola in tutte lo direzioni e cambiando spesso l'arena con gettarvi dell'acqua. Con questa maniera si giunge apolire le due pietre l'una con l'altra. (...)
Traducción al español:
2. Modo de alisar piedras.
(...) Se extenderá sobre (una piedra) arena fina de mar, o incluso la arenisca del tipo que se utiliza para las piedras de moler comunes, y que sirven para afilar. Arrojas una cucharada de agua a la que también puedes mezclar un poco de jabón, porque te ayuda mucho a corroer más con la arena. Luego colocas otra piedra plana para que las dos caras estén en contacto, moviéndola en todas las direcciones y, a menudo, cambiando la arena con agua. De esta forma es posible pulir las dos piedras una contra la otra.(…)
Inmediatamente recordé mi primera piedra graneada justamente con arena en 1984, en 2º año del profesorado en la Escuela de Bellas Artes P.Pueyrredón, siguiendo los pasos del Profesor Jorge Luna Ercilla.
Treinta y cuatro años después intento granear una plancha de metal aluminio con arena tamizada y agua.
Sobre la plancha de aluminio uso un màrmol de medida similar para lograr un graneado lo más parejo posible. Como aconseja Senefelder, cambiando de arena cada tanto para acentuar el graneado.
Es muy agradable el ruido que hace la arena en el graneado, en el sentido del recuerdo del mismo ruido al granear las piedras litográficas con arena.
Luego de considerar terminado el proceso, lavo la plancha y observo el grano a la vista y al tacto.
Al dibujar con el lápiz acuarelable (para realizar una litografía sin agua) el grano de la arena da un caracter muy particular al trazo y  al plano dibujado. Considero además que puedo llegar a tamizar más la arena para lograr graneados más finos.
La estampa tiene una textura de superficie propia del material usado para el graneado, la arena, y es una posibilidad más para el desarrollo de imagen en la litografía sin agua (waterless lithography).
Pablo Delfini
2018  
(*) Archivo digital del libro gentilmente enviado por Fabiola Mercandetti.

lunes, 23 de abril de 2018

Aluminio / Mordiente salino / Aguatinta abierta

El metal aluminio tiene la característica de ser mordido electroquímicamente de manera texturada, produciendo una superficie reticulada que permite la retención de la tinta de impresión y producir un plano gris más o menos oscuro según la fuerza y el tiempo de acción del mordiente salino, y sin necesidad de tramar previamente la superficie de la plancha.
Llamamos a esta técnica: "Aguatinta abierta", aludiendo al metal expuesto directamente al baño del sulfato de cobre, sal de cocina y agua (mordiente salino).
En el aluminio usar como aditivo una cucharada de bisulfato de sodio en polvo (PH Reductor de piscinas) produce la regeneración del residuo que se produce en la reacción del mordiente con el aluminio, según la fórmula de Nik Semenoff, quen para mí sigue siendo la mejor:

(según consta en el dominio público de: homepage.usask.ca/~nis715/ )

CuSO4 (sulfato de cobre) 1 kg
NaCi (cloruro de sodio, sal de mesa) 1 kg
NaHSO4 (bisulfato de sodio) 25 a 50 gr
H2O (agua) dependiendo la fuerza 10 a 20 litros

Recalculando para cantidades menores sería:

Sulfato de cobre 100 gr
Sal de cocina 100 gr
Bisulfato de sodio 5 gr
Agua 1 litro a 2 litros (dependiendo de la fuerza elegida)

Acá comparto una prueba de estado de los tiempos de mordida de aguatinta abierta en una plancha de aluminio de 1 mm de espesor con la proporción de 50 gr de sulfato de cobre, 50 gr de sal de cocina, una cucharada de café de bisulfato de sodio en un litro de agua.
Del blanco 0 minutos, 30 segundos, 1 minuto, 2 minutos, 4 minutos, 8 minutos, 16 minutos, 30 minutos.
Pablo Delfini
2018


jueves, 19 de abril de 2018

Crachis / Salpicado / Aerografiado

Hace unos meses Fabiola Mercandetti desde Roma me enviaba unas fotos de un pequeño Manual antiguo de calcografía y litografía donde hablaban particularmente del crachis, mostrando instrumentos y métodos. El libro es: "Les Procédés de reproduction en creux et la lithographie : eau-forte, pointe sèche, burin, lithographie, Paris, Henri Laurens Editeur, 1901, rééd. multiples, de Gustave Frapoint. ("Los procedimientos de reproducción en hueco y la litografía: aguafuerte, punta seca, buril, litografía", de Gustave Frapoint, 1901)
Da la casualidad que lo encuentro en Buenos Aires, en una librería de libros viejos. Escrito en francés (hermoso idioma que medianamente lo aprendí hace muchos años en l' Alliance Francaise de Banfield) y con ilustraciones muy prácticas, está lleno de datos, maneras, materiales, instrumentos usados en el s. XIX (el ottocento como dicen los italianos) y que por supuesto se siguen usando actualmente.
Las herramientas de grabado no tienen la particularidad de perderse, generalmente pasan de mano, se venden en anticuarios, son usadas por herederos con otras funciones pero a la larga alguien las encuentra y las vuelve a usar adecuadamente.

 En las ilustraciones dedicadas al crachis aparece un tamis que G. Frapoint aconseja fabricarlo por uno mismo o usar algo similar. Se usa para frotar con el pincel empapado en tinta litográfica y producir la lluvia de puntos que caen sobre la superficie de la piedra o plancha.


Unas semanas atrás dando clases en la UMSA, encuentro entre los materiales de litografía un tamiz muy parecido al de la ilustración del libro de 1901. Le pregunto a la Profesora Valeria Adrover si sabe de donde salió y no lo sabe, suponemos que alguien lo dejó pero seguramente el uso específico haya sido el hacer crachis, salpicar frotando con el pincel sobre el tamiz.


Lo usamos en la clase de Litografía sin agua para salpicar con un cepillo de dientes con goma arábiga teñida con tinta china negra sobre la plancha de aluminio. Yo usé una plancha de prueba que después seguí trabajando con otros materiales.


Y aquí más imágenes del proceso de impresión y tiraje de estampas.



Es una linda sensación comprobar como la tradición litográfica desembarca en una serie de sucesos relacionados por el amor al grabado.

Pablo Delfini
2018

sábado, 14 de abril de 2018

Litografía sobre poliester ( C.T.P. )

Esta litografía sobre poliester es la variante más simple y básica de creación de imagen, la llamada CTP, computer to plate, de la computadora a la plancha.
El origen de la aplicación de las planchas de poliester en la impresión offset fue justamente la impresión directa desde la computadora a la plancha sin necesidad de intervenir la matriz. Es como se usa actualmente en las imprentas.
En el caso de esta imagen, se trabajó con un aguafuerte miniprint escaneado y tramado con semitono. Luego se dibujó directamente en Photoshop con líneas blancas y negras y de ahí se imprimió directamente con una impresora láser, es decir con el polvo de toner fijado electrográficamente sobre la plancha de poliester.
En el proceso de la edición se decidió intervenir las pruebas con collage y coloreado a mano.
Pablo Delfini
2018












miércoles, 11 de abril de 2018

miercoles 11 de abril de 2018

Diario:
Hoy me pidieron que escribiera un texto conceptual sobre mi obra, para el proyecto de una muestra con artistas amigos en un Museo.
Es muy difícil y fácil a la vez escribir sobre sí mismo.
Uno se conoce, sabe como trabaja, puede descubrir el significado de ese momento tan particular de la creación de una imagen, puede intentar expresar en palabras el "cómo lo hace", el "qué significa", el "sentido de crear y soñar y grabar".
Para no dar tantas vueltas copio y pego el texto que escribí sobre mi obra:

  “Mis litografías nacen como dibujos sobre la plancha de metal.
    Dibujar y escribir sin pensar pero percibiendo de una manera secreta el orden minucioso de la   imagen que culmina cuando se imprime.
    De una manera consciente trato de hacer Poesía cuando trabajo en mis grabados.
    Los textos y las formas dibujadas tienen una relación invisible pero orgánica, son sensaciones que surgen de la memoria emotiva, puntos de llegada de viajes desconocidos.”

[ Como diría mi mamá: -Tomá mate.... (haciendo referencia a algo un poco ceremonioso o ficticio o rimbombante.) ]

De todo ese texto releyendo y releyendo rescato un fragmento que me encanta:

"De una manera consciente trato de hacer Poesía cuando trabajo en mis grabados." 

Es verdad. Realmente de esa frase me gusta el sentido de compartir una disciplina con otra: el GRABADO con la POESÍA.



Esta imagen es una Kitchen litho sobre plancha de aluminio que tiene un título, "Diapo", que hace referencia a una diapositiva, ese tipo de proyección ya olvidado en el mundo de las imágenes y en las clases de Historia del Arte. El texto escrito no tiene ningún sentido aparente ni lógico.
Me hace recordar momentos de 1979, cuando me quedaba dormido en las clases de Historia en Bellas Artes, mientras la Profesora mostraba diapositivas del Arte Griego en un aula a oscuras. No recuerdo el nombre de la Profe pero sí muy nítidamente su rostro y su voz y su actitud al hablar.
Esa cosa tan extraña que es la memoria.

Pablo Delfini
11 abril 2018