miércoles, 26 de octubre de 2011

Apunte "Positivos, insolación y revelado"

En este apunte encontramos maneras de crear positivos manuales y fotográficos. También las generalidades de insolación con insoladora profesional y con luz halógena de una forma más casera.
En el Taller realizado en el Centro Polivalente de Arte de Tandil, usamos una luz halógena de 500 watts, que acercamos aproximadamente a 30 cm de las planchas. (en realidad el truco fue acercar la plancha a la luz ubicando la plancha y el vidrio cristal sobre una batea profunda dada vuelta).
El primer día (el 6 de octubre de 2011) insolamos las planchas ubicándolas en el patio de cara al cielo seminublado. Nuestro objetivo ese día era insolar y revelar limpiando completamente las planchas de offset, para dibujar directamente. Pero tranquilamente se puede usar la luz día para insolar un positivo fotográfico o dibujado directamente por el artista. Por supuesto haciendo previas pruebas de tiempos de insolación, porque la luz día es muy variable. Me viene a la mente otro recuerdo referido al Taller dado en 2000 en la Escuela Martín Malharro de Mar del Plata. Insolamos en el patio bajo los rayos del sol protegiendo las planchas con grandes telas negras y sábanas, corriendo a revelar con las telas puestas sobre nuestras cabezas, parecíamos fantasmas. Además sumamente divertido!

Pablo Delfini




Litografía sin agua (Waterless lithography)
Pablo Delfini

-Elaboración de positivos para insolar
-Insolación de planchas de offset

Positivos para insolar:
                               Un positivo para exponer a la luz sobre la superficie fotosensible de una plancha de offset, consiste en una imagen sobre una transparencia, siendo la imagen lo suficientemente opaca para impedir el paso de los rayos de luz y la transparencia lo suficientemente transparente para dejar pasar los rayos de luz sobre la emulsión fotosensible.
                               El positivo dibujado a mano por el artista, puede ser hecho en papel vegetal, de calcar, generalmente blanco pero los hay también de color. También se puede dibujar sobre acetato, sobre filminas absolutamente transparentes. Pero el papel de calcar tiene una superficie muy parecida a cualquier papel, lo que lo hace más receptivo a trazos de lápiz, de grafitos, de frottages, de tintas. La filmina transparente es más apta para el dibujo a pluma. La precaución que hay que tener en la creación de un positivo en papel de calcar es con respecto al uso de materiales húmedos que al secarse pueden provocar arrugas que es imposible eliminar en el insolado.
                               Se recomienda usar materiales que generen trazos o planos negros, ya sea que se usen lápices, barritas, tinta china, plumas o plumines, crayones,etc. Si usamos algún material de color que no sea negro, estaremos trabajando con un nivel de transparencia que nos puede traer problemas en la insolación, sobre todo si en la misma imagen de positivo hay zonas hechas con negro y otras con rojo por ejemplo. El rojo tiene una transparencia que puede llegar a hacer desaparecer esas formas en el revelado.                 
                               No olvidemos de referirnos a los positivos de tipo fotográfico. Podemos generarlos desde nuestra computadora con algún software de tratamiento de imágenes, como Photoshop por ejemplo o podemos encargar el positivo en algún laboratorio profesional digital. Este tipo de laboratorios también va a usar el mismo software que usaríamos nosotros, lo único que varía es el equipamiento del que disponen sobre todo para la impresión de positivos en tamaños mucho mayores que el A4 u Oficio al que nos limita nuestra impresora casera. 
                               Una imagen fotográfica para poder ser pasada fotosensiblemente a la superficie de nuestra plancha, debe ser primero pasada a escala de grises (si es en color) y luego generarle un filtro de semitono, que transformará la imagen en una serie de puntos más o menos pequeños y más o menos juntos o separados entre sí, pero puntos absolutamente negros.
                               Hay otros filtros y efectos con los que trabajar con imágenes fotográficas, siempre que en la impresión del positivo obtengamos una imagen opaca, negra podemos experimentar con cualquier posibilidad que nos ofrezca el software digital. Conviene aclarar que para imprimir con una impresora de chorro de tinta, necesitamos filminas especiales o papel vegetal cortado especialmente para impresión digital.


-Insolación de planchas de offset:
                                                Las planchas de offset con emulsión fotosensible que usamos para la técnica de Litografía sin agua, tienen que ser planchas de un espesor no menor a 0,25 o 0,30 mm. Hay unas planchas para rotaprint (las que tienen agujeritos a los costados) que son muy finitas y no resisten la impresión litográfica manual que hacemos en esta técnica. Es bueno aclarar que nosotros no estamos haciendo la técnica del offset, estamos usando planchas de offset pero para hacer litografía, en este caso la llamada sin agua. El offset no es una técnica de grabado, es una técnica de impresión indirecta (de la plancha al caucho y del caucho al papel en una máquina eléctrica a mil impresiones por minuto!!) Por otra parte, para la impresión offset la imagen se fija en la plancha AL DERECHO, porque se invierte en el rodillo de caucho y de ahi al papel queda nuevamente al derecho, para ser leida correctamente. Nosotros debemos insolar la imagen  INVERTIDA como cuando dibujamos en la piedra litográfica para que en la impresión manual quede en el correcto sentido y vamos a imprimir litografía artística, estampa por estampa, una por una, como hacía Odilon Redon en el siglo XIX o Aída Carballo en el siglo XX.
                                                Para insolar, es decir para exponer a la luz nuestro positivo con el objetivo de fijar la imagen en la plancha, podemos usar recomendablemente una insoladora profesional de las que usan en las imprentas. Como es eléctrica (aunque sea obvio hay que aclararlo) primero tenemos que prenderla, luego si tiene Timer digital tenemos que determinar el tiempo de exposición y si es de mesa, debemos abrir el cajón de vacío para levantar el vidrio, ubicar la plancha con la emulsión hacia arriba ubicando el positivo al revés sobre la emulsión. Bajamos el vidrio, activamos el control de vacío, nos aseguramos que la presión al vacío se produjo normalmente y acto seguido cerramos el cajón y automáticamente se activa la exposición a la luz comenzando a descontarse el tiempo establecido. Una vez que pasó el tiempo, abrimos el cajón, levantamos el vidrio, levantamos el positivo y llevamos la plancha recién insolada al baño del líquido revelador en la batea. El líquido revelador es el llamado Rosa 4 en 1 (4 partes de agua y una de revelador) Moviendo levemente la batea observamos como desaparece la emulsión de las zonas atacadas por la luz y como queda fija la imagen (que en el positivo es negra) Ponemos la plancha debajo del chorro de agua de un lado y de otro para hacer desaparecer los rastros gelatinosos de la emulsión. Es recomendable usar guantes, ya que el revelador puede irritar la piel. Luego secamos con papel sulfito o absorvente la plancha que queda lista para guardarla o continuar seguidamente con el siguiente paso del proceso que es el siliconado de superficie.
                                              También podemos insolar de forma casera con una luz halógena de 500 watts o 1000 watts, armándonos un espacio con un vidrio cristal para presionar los positivos sobre las planchas. Si usamos una luz de 500 watts debemos ubicarla más cerca de la plancha a insolar, más o menos a 30 cm. Las planchas pueden ser ubicadas sobre una cama de papeles arrugados de diario, para que la presión del cristal sobre los positivos sea más adaptable a la superficie plana, ya que con este sistema casero no contamos con presión al vacío. Y también podemos usar el sol. RECOMENDACIÓN: Ya sea insoladora, luz halógena o sol, debemos sí o sí hacer pruebas de tiempo de insolado. En pequeños trozos de planchas probar distintos tiempos hasta encontrar los tiempos ideales para cada tipo de positivo. Hay que tener en cuenta que un positivo con líneas muy sutiles o poco contraste necesitará mucho menos tiempo de exposición que un positivo con alto contraste. Si por ejemplo al poner la plancha en el líquido revelador vemos que se limpia enseguida desapareciendo las líneas más finas o los planos más sutiles, quiere decir que usamos mucho tiempo en la insolación. En ese caso debemos reducir el tiempo de exposición.