martes, 13 de abril de 2021

Grabado electrolítico con hojalata

Según el Diccionario de la Real Academia Española "hojalata" viene de hoja de lata y es una lámina de hierro o acero, estañada por las dos caras.
Wikipedia amplía la información diciendo que es un producto laminado plano, constituido por acero (con un contenido en carbono entre 0,03% y 0,13%), recubierto por una capa de estaño.

La composición de la hojalata es la siguiente (del exterior al interior):

  • Película de aceite
  • Película de pasivación
  • Estaño libre
  • Aleación Fe Sn2
  • Acero libre.

Se trata de un material ideal para la fabricación de envases metálicos debido a que combina la resistencia mecánica y la capacidad de conformación del acero con la resistencia a la corrosión del estaño. Se trata de un material ideal para la fabricación de productos de complemento, a disposición de los clientes, toda una gama de tapones, tachas, manijas, hondas, tapaderas y botes metálicos para alimentos, producidos sintéticos, aceites y derivados.

Mientras la hojalata fue un elemento habitual para la fabricación de herramientas de cocina, juguetes, menaje, etc. la profesión de hojalatero era habitual. Su facilidad de manejo es obvia ya que puede ser cortada con tijeras de una forma y tamaños específicos.


Recuerdo que desde mi época de estudiante de grabado en los años 80 del siglo XX que vengo desarmando latas de aceite o de solventes, eligiendo las que tienen caras planas para facilitar el proceso de grabado e impresión. En el siglo pasado las protegía con pintura asfáltica y grababa con ácido nítrico para luego hacerlo de manera menos tóxica con el mordiente salino que uso para hierro: sulfato de cobre, sal de cocina, vinagre y agua. Recién el año pasado en setiembre del 2020 grabé planchitas de hojalata de latas de aceite con la técnica del grabado electrolítico. Como electrólito usé sulfato de hierro y agua y como bases protectoras tanto tinta de grabado como materiales grasos de dibujo. Las líneas grabadas con diferencia de tiempo de corrosión quedaron diferenciadas de acuerdo a la menor o mayor profundidad. En cambio el aguatinta con la técnica de electrotinta no funcionó muy bien ya que no dió diferencia de valor de grises, quedando un gris oscuro parejo que para hacerlo más atractivo lo bruñí logrando efectos de mezzotinta.

Comparto acá las pruebas con apuntes técnicos y fotos del proceso de trabajo electrolítico y al final el link a la página de Alfonso Crujera donde nos enseña sobre la teoría del grabado electrolítico no tóxico.


Prueba de estado con apuntes técnicos

Dibujo con la punta de acero

Lado posterior de la plancha de hojalata de una lata de aceite de oliva

Fuente de alimentación conectada al electrólito

Enguaje de la hojalata en procesos del grabado

Prueba de estado con apuntes técnicos

Hojalata lista para grabar

Uso del bruñidor de acero

Prueba de estado del bruñido
Prueba de estado con apuntes técnicos


Comparto acá el link de la website de A. Crujera referido al "Grabado electrolítico fácil":
http://es.crujera.com/publicaciones/articulos/grabado-electrolitico-facil/


Pablo Delfini

Abril de 2021


miércoles, 17 de marzo de 2021

Prensa de mano "mariacausaPrint Press"

Compartimos acá las observaciones escritas por la artista y docente italiana Maria Causa para el uso correcto de su prensa de mano, llamada mariacausaPrint Press.

(Abajo del video de youtube el texto original en italiano)


PARA UN CORRECTO USO DEL RODILLO mariacausaPrint Press

Materiales:

- Rodillo: utilicé Rueda SODIAL (R) para transpaleta 80 x 70 mm agujero central 2 cm. En Nylon Beige + plateado disponible para su compra en Internet o donde se encuentre y las dimensiones del ancho de la rueda pueden variar.

- Preparación del rodillo: en el momento de la compra, el rodillo tiene una línea en relieve en la circunferencia de los bordes que debe eliminarse absolutamente, así como cualquier imperfección en relieve. Utilicé papel de lija 320 y 220, de lo contrario quedan líneas en la impresión, especialmente en las veladuras. Mientras se noten rayones en la impresión, hay que insistir. Utilizar barbijo, mascarilla para evitar la inhalación de polvo. Los pequeños agujeros y líneas en el rodillo no afectan el resultado de la impresión.

- Mangos del rodillo: en el interior del rodillo es suficiente una varilla, preferiblemente de metal de unos 30 cm aplastado en el extremo. (madera, plástico u otro material resistente también está bien)

- Base de impresión: si quieres que la matriz no se mueva, utiliza un tapete de silicona para hornear que te permita presionar sin levantar el rodillo. Se puede pasar el rodillo directamente sobre el papel sin utilizar fieltros ni nada más.

- Papel: utilicé papel de impresión liso de 220 gr.

El mango (que se puede personalizar) debe manipularse:

- con las manos cerradas

- los pulgares deben ser visibles

- las manos deben mantenerse cerca del rodillo para no desequilibrar.

La presión debe hacerse a través de las palmas de las manos. Las primeras pasadas deben ser suaves para permitir que el papel se fije en la plancha a través de la tinta, siendo mejor presionar primero con las manos. La presión debe ser intensa, tanto al rodar hacia adelante como al regresar y no solo con los brazos sino también con el peso del cuerpo, lo que todos pueden hacer. Aconsejo no rotar el cuerpo sino la matriz, que debe estar lo más cerca posible del cuerpo para controlar mejor la presión.
Recomiendo limpiar las matrices un poco menos que para imprimir con una prensa calcográfica.
Solo con la experiencia se pueden perfeccionar todas las etapas de impresión.
Habiendo realizado personalmente las pruebas de impresión, mariacausaPrint Press
funciona para todo tipo de huecograbado, xilográfico, litográfico, monotipo, etc. y con cualquier formato de papel.

Gracias a Fabiola Mercandetti, Pablo Delfini, Marco Innocenzi quienes me apoyan en este proyecto que comenzó luego descontinuado desde 2018.

 Prof. Maria Causa
Docente de Técnicas de Grabado-Arte Gráfico de la Academia de Bellas Artes de Venecia

Venecia 16/03/2021

(Traducción de Pablo Delfini)

https://youtu.be/K_yCU8mpoSA

PER UN USO CORRETTO DEL RULLO mariacausaPrint Press

Materiali:

- Rullo: ho utilizzato SODIAL(R) Ruota Per Transpallet 80*70mm foro centrale cm.2. In Nylon Beige+argento acquistabile in Internet. Prezzo 12/15 Euro, le dimensioni della larghezza del rullo possono variare.

- Preparazione del rullo: all’acquisto il rullo presenta sulla circonferenza dei bordi una riga a rilievo che va assolutamente eliminata, come pure eventuali imperfezioni a rilievo, ho usato carta vetrata 320 e 220 altrimenti sulla stampa rimangono delle righe soprattutto sulle velature. Fino a quando si notano le rigature sulla stampa, bisogna insistere. Usare la mascherina per evitare l'inalazione della polvere. Forellini e righe sul rullo non compromettono il risultato della stampa.

- Manici del rullo: all’interno del rullo è sufficiente un tondino meglio se di metallo schiacciato all’estremità di circa 30 cm. (va bene anche il legno, plastica o altro materiale resistente)

- Base per la stampa: se si desidera che la matrice non si sposti, utilizzare tappetino da forno in silicone che permette rullate senza rialzare il rullo. Si può rullare direttamente sulla carta senza l'utilizzo di feltri o altro.

- Carta: ho utilizzato carta da stampa liscia da 220. gr.

L'impugnatura (che può essere personalizzata) dev’essere:

- a mani chiuse

- i pollici devono vedersi

- le mani devono essere tenute vicine al rullo per non sbilanciare.

La pressione dev’essere fatta tramite il palmo delle mani. Le prime rullate devono essere dolci per permettere alla carta di fissarsi sulla lastra tramite l’inchiostro, meglio pressare prima con le mani. La pressione dev’essere tanta, sia quando si rulla in avanti che a tornare e non solo di braccia ma anche col peso del corpo, quello che ognuno riesce a fare. Consiglio di non ruotare il proprio corpo ma la matrice, che deve stare il più possibile vicino al corpo per controllare meglio la pressione.
Consiglio di pulire leggermente di meno le matrici rispetto alla stampa col torchio.
Solo con l’esperienza si può perfezionare tutte le fasi di stampa.
Avendo eseguito personalmente i test di stampa, mariacausaPrint Press
funziona per tutti i tipi di stampa calcografica, xilografica, litografica, monotipo ecc..e con qualsiasi formato di carta.

 Grazie a Fabiola Mercandetti, Pablo Delfini, Marco Innocenzi
che mi sostengono in questo progetto 
iniziato poi interrotto, fin dal 2018.

 Prof.ssa Maria Causa
Docente di Tecniche dell’Incisione-Grafica d’Arte Accademia di Belle Arti di Venezia

Venezia 16/03/2021


martes, 23 de febrero de 2021

Hectografia (gel biodegradable)

 En el 4to Encuentro Nacional de Grabado de Mar del Plata de 2017 aprendí una nueva técnica de la mano de Celia Marcó del Pont y Laura Lucero,  ambas Profesoras e Investigadoras de la Universidad Nacional de Córdoba que impartieron el "Curso de Hectógrafo, su aplicación en el área artística y pedagógica", y fue todo un descubrimiento las posibilidades de la aplicación del gel biodegradable de gelatina orgánica para crear matrices para imprimir. Si bien el material ofrece muchas variantes técnicas que me faltaría todavía probar fue la elaboración de la matriz blanda de gelatina como vaciado de moldes de plastilina con dibujos e improntas realizados de forma directa la manera que me abrió el mundo de la hectografía o gelliplate siendo la impresión de estampas el momento preferido de todo el proceso, tanto por la simplicidad de hacerlo con la presión directa de la mano como la posibilidad de usar tintas al agua tanto caseras como comerciales y el uso de una gran variedad de papeles. En la matriz de gelatina queda grabado el relieve del molde de plastilina y es por esto que prefiero conservarla para futuras ediciones pero es una buena noticia la posibilidad que da el material para reciclarse y volverse a usar en otra matriz.

Imprimiendo mi primera matriz de gelatina

Estampa

Laura Lucero preparando la gelatina para la matriz

Laura Lucero vertiendo la gelatina en el molde de plastilina

Celia Marcó del Pont entintando su matriz

Celia Marcó del Pont imprimiendo su matriz

Celia Marcó del Pont y su estampa 

IV Encuentro Nacional de Grabado, Mar del Plata, 2017
(organizado por el Grupo Objeto Gráfico de la Escuela Martín Malharro)

Tres años después, en febrero de 2020 (justo en ese momento en que no teníamos mucha idea de la  Pandemia que se avecinaba) vuelvo a imprimir la matriz realizada en el curso usando otros colores de óleo al agua con rodillo y aplicaciones de color con tampones reciclando guantes de látex que cumplen muy bien la función del cuero que es el material original de los tradicionales tampones usados para la impresión en relieve. La matriz mantuvo en el tiempo todo su potencial y puede seguir siendo impresa en cualquier momento. Encontré unos videos realizados justo hace un año, los edité y acá comparto. 

Pablo Delfini, febrero de 2021


martes, 16 de febrero de 2021

 (Este artículo fue publicado en la Revista Xylon Argentina número 101. Acá incluyo alguna que otra imagen no incluida en la publicación en papel.)

Senefelder y yo
(Historias de litografía en la Argentina)

Pablo Delfini
pablodelfini@hotmail.com 

¿Cuándo oí por primera vez el nombre de Senefelder? Creo estar seguro de que fue en 1984, cuando en la Escuela de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, el Profesor Jorge Luna Ercilla nos habló de la litografía y de su inventor: Alois Senefelder. Yo estaba junto a mis compañeros en el Taller de grabado, delante de la prensa litográfica Krause y del montón de piedras litográficas que iban a ser el objeto de aprendizaje de una nueva técnica.

Cuatro años antes, había visto a Ricardo Tau dibujar e imprimir una pequeña piedra litográfica con cuchara de madera (atesoro una estampa de esa edición), pero no hablamos de Senefelder.

 Ricardo Tau, "Cabeza", litografía impresa con cuchara, 8,5 x 5 cm, 1980


En la Escuela Manuel Belgrano también había una prensa litográfica de color verde manzana, a la que todos los profesores hacían referencia de la misma manera: “No funciona”.

Pero llegó el momento y fue un descubrimiento luminoso en mi memoria el aprender el arte de la litografía. El graneado de las piedras con arena, el dibujo, el proceso con los famosos 18 pasos de Luna Ercilla y la impresión colaborativa donde todos nos ayudábamos con el agua, las esponjas, el manejo de la prensa y el traslado de las piedras.

Senefelder escribió un libro donde habla de su invención en 1798, de los crayones, las tintas para dibujar, salpicar e imprimir, la elaboración del papel para reportar y todos los pasos para la creación de una litografía, con un orden temático emblemático, que luego fue usado en todos los libros posteriores referidos a la técnica de la litografía. La obra, escrita en alemán y publicada en 1818, fue traducida al inglés, francés e italiano.

La trascendencia de la litografía se prueba con su rápida expansión en todo el mundo. A Buenos Aires llegó en 1828 con el suizo Hipólito Bacle y su esposa Andrea Macaire, quienes inician la producción de impresos en la que posteriormente será la “Litografía del Estado”, produciendo carpetas, mapas y diversas publicaciones.

.
Cesar Hipólito Bacle, "Peinetones en la calle", litografía coloreada a mano, 1834

Andrea Macaire, litografía, 1836


Estamos en el siglo XXI y observamos que las piedras calizas de Solnhofen no son el único soporte para hacer litografía. Hoy también trabajamos con piedras de mármol, planchas de metal, poliéster, madera, papel aluminio y tantos otros materiales que se sumarán a la lista de quienes acepten el reto de probarlos y difundirlos. El mismo Senefelder menciona las pruebas que hizo en materiales alternativos y termina su libro con una referencia a la litografía sobre metal.

Retrato de Alois Senefelder (1771 - 1834)


Les comparto mi traducción de este final como homenaje a un músico y escritor teatral que, con el único afán de editar sus partituras y sus obras dramáticas, inventa una técnica gráfica que revolucionó el mundo impreso. 

"Aplicación de la impresión química en planchas de metal"

Todos los metales tienen una gran afinidad con la grasa; sin embargo, cuando son muy puros, por ejemplo, cuando son graneados con piedra pómez o frotados con tiza, pueden ser preparados como una piedra, es decir, reciben diversos modos de tratamiento, una inclinación para fijar la tinta grasa, así se vuelven adecuados para los propósitos de la impresión química.

El hierro y el zinc, como la piedra, se pueden preparar con aqua-fortis y goma.

El estaño y el plomo se pueden preparar con aqua-fortis, agallas y goma. Se puede preparar mejor si a esta mezcla se le adiciona una pequeña cantidad de vitriol azul. Cuanto más cobrizado sea por la aplicación de este líquido, la preparación será más completa.

La preparación más duradera para el estaño y el plomo es una mezcla de aqua-fortis, sulfuro de potasa o sosa, goma y nitrato de cobre.

El latón y el cobre se preparan mejor con aqua-fortis, goma y nitrato de cal mezclados en proporciones apropiadas. La cal y la goma, así como la potasa con sal y goma, forman un buen medio de preparación para todos los metales. Sin embargo, la preparación alcalina solo es aplicable para la manera de intaglio litográfico. Para la manera de relieve litográfico, la forma ácida es mucho mejor.

Recientemente, he aplicado la impresión química de planchas de metal a una nueva especie de máquinas de cobre, en la que todo lo que se dibuja con tintas químicas o tiza sobre papel es expedido por la prensa en unos instantes y puede multiplicarse cientos de veces.

Su Majestad, el rey de Baviera, tuvo la bondad de darme una patente para esta invención durante seis años.

Hasta ahora, la publicación de este libro me ha impedido dar cualquier extensión a este tema, pero ahora que estoy nuevamente liberado, me esforzaré, con la mayor dedicación, a tener una tienda para ofrecer esta especialización. Valdrá la pena abrir una suscripción, para permitirme entregarlos a un precio muy bajo, lo que me daría más satisfacción, ya que la utilidad general de mis inventos constituye mi mayor recompensa, y el objeto que más me interesa, para promoverlo, es trabajar con todos los esfuerzos y las posibilidades que tenga en mi poder.

He sido un poco menos específico en estas páginas finales pensando que aquellos que entendieron completamente las instrucciones anteriores, no

necesitarán tantas explicaciones para entenderlas, ya que los puntos esenciales se comprenderán correctamente.

Si la demanda de este libro –que quizá se anunció demasiado pronto– no hubiera sido tan urgente últimamente, por lo que fue imposible demorar más su publicación, debería haberme esforzado en hacer más dignos los ejemplos de los diversos modos y la elegancia de la impresión. Pero dejo esto para un volumen suplementario que pronto seguirá al presente, en el que mis objetivos principales serán describir con mayor minuciosidad los métodos que aún se desconocen y proporcionar a cada uno de ellos un ejemplo de verdadero mérito artístico.

Ahora cierro mis instrucciones y deseo desde el fondo de mi corazón que mi trabajo pueda encontrar muchos amigos y producir muchos excelentes litógrafos.

Puede Dios conceder mi deseo.

Fin.

Senefelder Alois, A Complete course of Lithography, Londres, R. Ackermann, 1819.

sábado, 12 de diciembre de 2020

Algrafía menos toxica

 Definir a la técnica llamada "Algrafía" es referirnos a la litografía tradicional en piedra alemana aplicada a la matriz de metal aluminio.
Históricamente las planchas de metal zinc fueron las que primero se usaron para la técnica llamada zincografía, siendo el mismo Alois Senefelder quien en su Manual de litografía de 1818 hace referencia a su experiencia de probar la técnica litográfica, el grabado químico, sobre planchas de metal.
Hagamos un gran viaje temporal, reconozcamos al offset como una fuente de prueba y experiencia litográfica fundamental en el desarrollo gráfico del siglo XX y llegamos al período de la posguerra, los años '50, como los que aceptan al aluminio como el metal más apto para la industria del offset que se instala en la época como la manera definitiva de imprimir litográfica e industrialmente tantos tipos de impresos que intervienen en la vida cotidiana de la gente: periódicos, revistas, etiquetas, libros, folletos, panfletos, afiches y tantas otras variantes gráficas impresas en tantos otros soportes alternativos al papel.

Pero a nosotros nos interesa la Litografía artística y la algrafía se define como el medium para trabajar en un taller de Litografía artística con planchas de metal aluminio. Generalmente el tipo de graneado es el denominado "a bola", donde de manera especializada las planchas de aluminio son graneadas con polvo abrasivo, bolas de vidrio o metal y movimientos rítmicos de máquinas específicas que logran obtener una superficie graneada del metal muy parecida a la de las piedras alemanas tradicionales. Sobre estas planchas de metal se realiza el dibujo con materiales grasos y se procesa con los materiales tradicionales como el ácido fosfórico, la goma arábiga, el tanino, disolventes como trementina y aguarrás, aditivos como polvo de resina colofán y dependiendo de técnicas específicas también otros solventes contaminantes y de un nivel de toxicidad a tener en cuenta a la hora de establecer ciertos riesgos de consecuencias nocivas para la salud humana y del medio ambiente.
Cuando no se hablaba ni pensaba en los peligros de manipular ciertos materiales muy tóxicos, la algrafía se establece como una alternativa técnica aceptada en todo el mundo, también por su posibilidad de ser impresa en prensas calcográficas y además por su opción más simple que consiste en usar las planchas industriales para el offset, con la emulsión fotosensible lista para recibir positivos tanto fotográficos como dibujados a mano alzada o mixtos, el proceso de fijar imágenes con la luz en las planchas para offset se instala como una alternativa litográfica para trabajar la imagen gráfica e impresa con una libertad técnica y expresiva donde la imagen fotográfica planográfica permite desarrollar un mundo iconográficamente muy particular. En Argentina esta variante es nombrada de diversas maneras: Fotoplate, Offset litográfico, Fotolitografía, Offset artístico. Si se me pide una preferencia, yo la nombro como: "Fotolitografia".

Desde el año 1996 que comienzo a trabajar con la algrafía y la fotolitografía tradicional, y es en 1999 cuando aprendo la litografía sin agua en su variante de dibujo directo sobre la plancha y también la opción fotolitográfica. Son muchos años de litografía hasta que aproximadamente en 2012 mi visión se amplía enormemente ante la posibilidad de reemplazar los materiales tóxicos por materiales que venían siendo investigados en el mundo como posibles y eficientes para fijar e imprimir litográficamente una imagen.Tanto en piedra como en metal. Y los elijo como definitivos para el desarrollo de mi investigación de nuevos materiales en Litografía y cada día me convenzo más de que cumplen la misma función que los materiales tóxicos tradicionales y hasta son mejores. Hablo fundamentalmente del jugo del limón y de los aceites vegetales,

En este año 2020, el año de la pandemia del Covid 19, fui invitado por Agora Taller Cultural de La Paz, Bolivia, dirigido por el Maestro Carlos Cordero Montiel, a ofrecer via Zoom, un Taller de Litografía sobre plancha de aluminio (otra manera de referenciar a la Algrafía como técnica). Era el mes de julio, en Buenos Aires todos seguíamos encerrados en cuarentena y yo lejos de mi taller, pero  acepté la invitación sabiendo que estaba en un lugar sin los medios adecuados pero justamente esa era una característica favorable a la hora de dejar en claro que se podia hacer litografía con pocos medios, en pequeño formato e impresa a mano con un tipo de baren alternativo. Decido igualmente grabar un video documentando la realización de una litografía en aluminio de mediano formato e impresa en prensa calcográfica (tenía a mano mi primera prensa de los años '80) para explicar previamente los pasos fundamentales del trabajo y luego en directo y ante el ojo inescrupuloso del teléfono celular haría una litografía de pequeño formato desde cero, en el espacio reducido de mi bunker pandémico. Organicé el espacio de tal manera que fuera posible documentar cada paso técnico. Ahora que pasaron 5 meses hago una autocrítica y considero que todo podría haber estado mejor pero no me arrepiento y pienso que el objetivo fue cumplido y es un documento de un momento único en mi vida y en la del mundo ya que una Pandemia no se vive todos los días, no.?

Plancha de aluminio dibujada y procesada lista para imprimir


En esta publicación les comparto imágenes del proceso de investigación y el video presentado en la videoconferencia via zoom.


En estas imágenes vemos una litografía sobre una pequeña plancha de aluminio, impresa a mano con el baren Ozaku, el creado por Seishi Ozaku, el inventor del mokurito amigo de Nik Semenoff a quien dió los pasos de realización publicados en la página web del artista investigador canadiense:



A manera de reconocimiento (este no es un paper universitario...) mi investigación no hubiera sido posible sin los valiosos aportes de las siguientes personas: Fabiola Mercandetti, Mariel Bichi, Emilie Aizier y Francisco Hernández de Chavarría.

Pablo Delfini, 2020